sábado, 15 de julio de 2017

Coordinadas disyuntivas: el conector disyuntivo o


Los coordinadores disyuntivos indican que lo nombrado por las unidades coordinadas entra en una alternancia tal, que o se da lo uno o se da lo otro. Esa alternancia puede ser fuerte o débil. La conjunción disyuntiva más usada es o.

Conector disyuntivo o: alternancia exclusiva o fuerte
Hay alternancia fuerte o exclusiva cuando hay que elegir una sola de las opciones que se presentan:
Dudaba entre dormir o mirar televisión.
¿Vienen o se quedan?
Lo toman o lo dejan.
La repetición continuada de la conjunción o refuerza el sentido de exclusión entre las unidades coordinadas, pues en ella se señala enfáticamente la elección de una y la renuncia de las demás:
O dormían, o veían la televisión, u organizaban salidas, o leían, o paseaban.

Conector disyuntivo o: alternancia inclusiva o débil
La alternancia disyuntiva es débil o inclusiva si no obliga a elegir una sola de las opciones manifestadas. Se utiliza normalmente para describir acciones que se dan conjuntamente como posibilidades de un mismo momento:
En vacaciones leemos o miramos televisión.
Normalmente bajamos a la playa o merendamos en la terraza.

Disyunción explicativa
Se da cuando el segundo miembro de la coordinación explica de alguna manera el contenido del primero, dándose una parcial equivalencia entre ambos. En estos casos, la conjunción o suele acompañarse de expresiones como al menos, por lo menos y otras semejantes:
Ya lo tenemos todo claro, o por lo menos así lo veo yo.

Otros conectores disyuntivos
Si bien la conjunción disyuntiva más utilizada es o, hay otros términos que añaden a la disyunción un sentido distributivo: ya…ya, tan pronto…como, cuando…cuando, quien…quien, bien…(o) bien:
Ya corrían, ya descansaban.
Tan pronto gritaban como guardaban silencio.
Cuando escriben, cuando leen.
Quienes lo sabían, quienes lo ignoraban.
En vacaciones bien vamos a la montaña o bien vamos al mar.

jueves, 6 de julio de 2017

Los conectores de las oraciones subordinadas


Las conjunciones subordinantes encabezan siempre una oración, que subordinan a una palabra o a otra oración. Los conectores subordinantes pueden introducir subordinadas sustantivas o subordinadas adverbiales. Los principales nexos subordinantes son locuciones conjuntivas formadas por más de una palabra.

Oraciones subordinadas sustantivas

Nexos más frecuentes: que, si (interrogativas indirectas).

Conectores de las oraciones subordinadas adverbiales

Causales
porque, puesto que, ya que, dado que, visto que, como, que.

Consecutivas
así (es) que, por (lo) tanto, de modo que, de manera que, de forma que, con que, luego, por consiguiente.

Finales
para (que), a fin de (que), con el fin de (que), con el objeto de (que), con el propósito de (que), con la intención de (que), de modo que, de manera que, que.

Concesivas
aunque, a pesar de (que), si bien, aun cuando, por más que, por mucho que, por muy que.

Temporales
cuando, mientras, en cuanto, tan pronto como, apenas, así que, no bien, nada más, a medida que, en tanto que, al (mismo) tiempo que, a la vez que, cada vez que, después de (que), antes de (que).

Condicionales
si, como, con tal (de) que, a condición de que, en caso de que, a no ser que, a menos que, cuando.


domingo, 25 de junio de 2017

Cómo reconocer la función sintáctica de un reflexivo

La función de un pronombre reflexivo como complemento directo o indirecto se comprueba por su oposición con los pronombres no reflexivos correspondientes, como se hace en los siguientes pares de oraciones:

Yo me defendí. Yo la defendí. (a mi amiga)
Él se peinó. Él lo peinó. (a su hermano)
Ella se arregló el cabello. Ella le arregló el cabello. (a su madre)

La función del reflexivo como dativo se reconoce por la posibilidad de no usarlo sin cambiar el sentido de la oración:
Yo me bebí un litro de agua. Yo bebí un litro de agua.
¿Te conoces bien la lección? ¿Sabes bien la lección?
Nos quedaremos un rato más. Quedaremos un rato más.
Carlos se comió todo el pan. Carlos comió todo el pan.

El incremento reflexivo que forma parte de verbos como arrepentirse, quejarse, atreverse, se reconoce por la imposibilidad de prescindir de él (*arrepiente, *quejo, *atrevimos) o de sustituirse por otro pronombre (*lo arrepiente, *la quejo, *nos atrevió).

sábado, 17 de junio de 2017

Uso correcto del relativo cual


Cual es un relativo que, por no tener significado propio, admite fácilmente sustituirse por otros, pero no se hace siempre adecuadamente.

Cómo y cuándo sustituir cual

No debe utilizarse cual(es) como sujeto si la oración de relativo es especificativa; en su lugar se empleará que:
Los alumnos que estudian aprobarán.
La película que vi me gustó bastante.

Tampoco debe utilizarse el relativo cual en construcciones enfáticas con el verbo ser haciendo referencia a personas, en su lugar se utiliza quien:
Fue Marisa quien se lo dijo.

Para que cual(es) funcione como sujeto debe estar en una oración relativa explicativa:
Ayudemos a estos ancianos, los cuales, desgraciadamente, viven en la calle.
Me avisaron tus amigos, a los cuales me gustaría volver a ver.

Hay construcciones en las que no se deja sustituir por ningún otro relativo, pero sí lo puede hacer por un pronombre demostrativo. Esto exige un cambio de construcción:
Fuimos juntas al recital, terminado el cual nos despedimos amigablemente.
Fuimos al concierto y, terminado este, nos despedimos amigablemente.

domingo, 11 de junio de 2017

¿Advertir que…o advertir de que…?


Muchas veces se plantea la duda de si el verbo advertir ha de llevar preposición o no.
Las dos construcciones son igualmente correctas, pero tienen empleos distintos. El verbo advertir puede construirse con un complemento directo (sin de) o con un suplemento (con de). La duda surge, especialmente, cuando se trata de una oración subordinada por la conjunción que.
Las normas recomiendan lo siguiente:

Advertir que
Se utiliza advertir que cuando significa ‘percatarse’, ‘reparar en algo’; aquello en lo que se repara se expresa con un complemento directo y no lleva nunca complemento indirecto:
Los delincuentes advirtieron que llegaba la policía.

O cuando lleva complemento indirecto pero significa ‘amenaza’:
Le advertí que no se comportara de esa manera.

Advertir de que
Se usa advertir de que cuando significa ‘hacer que alguien se percate de algo’. Normalmente lleva un complemento indirecto o se sobreentiende:
Alguien les advirtió de que llegaba la policía.

domingo, 28 de mayo de 2017

Cuándo usar "de" o "que" en las comparaciones


Para usar correctamente las construcciones comparativas hay que tener en cuenta lo siguiente:
  • Se emplea que  cuando este se refiere a un sustantivo no afectado por la comparación, como ocurre en la siguiente oración:
Este libro es más interesante que el que tú me habías recomendado.
Aquí lo comparado por más es el adjetivo interesante y no el sustantivo libro, representado por el que.
  • Se emplea de  siempre que el verbo de la comparativa no coincida con el de la oración principal. En estos casos, el núcleo de la comparación puede ser de distinta categoría (sustantivo, adjetivo, adverbio o el propio cuantificador):
Tiene más suerte de la que merece.
El chico está más preparado de lo que suponíamos.
Lo hizo mejor de lo que esperábamos.
Trabajas menos de lo que te exigen.

También se emplea de  en lugar de que  cuando el segundo término de la comparación es un adjetivo o un participio con artículo:
Trabajan más horas de las necesarias.
Me pagas menos de lo pactado.

A veces la comparación con que  y con de  expresan cosas distintas:
Esto es más importante que  lo que yo dije (= esto es más importante que aquello).
Esto es más importante de  lo que yo dije [= es más importante de lo (importante) que yo te dije que era].


domingo, 21 de mayo de 2017

Expresiones de tiempo en español


Expresión de la duración del tiempo y de la relación temporal entre acciones

La duración de una acción
La duración de un suceso se suele expresar con durante.
Los esperamos durante dos horas, y no llegaron.
Habló de su trabajo durante todo el día.
Ha llovido durante toda la noche.

Para indicar la duración de una acción que abarca un período más o menos largo del pasado y que todavía no se ha acabado en el momento al que se refiere el hablante se utilizan las siguientes expresiones:

Desde hace + cantidad de tiempo
+ verbo en presente
Estudia español desde hace tres años.
Marisa vive en Portugal desde hace unos meses.
Hace + cantidad de tiempo + que
+ verbo en presente
Hace tres años que estudia español.
Hace unos meses que Marisa vive en Portugal.
Llevar + cantidad de tiempo
+ gerundio
Llevo tres años estudiando español.
Marisa lleva unos meses viviendo en Portugal.
Desde + fecha + verbo
Esperaba esta carta desde octubre.
Esta ruta está en obras desde el año pasado.
Desde + (que + verbo) + verbo
Desde que me he jubilado, mi vida ha cambiado mucho.
Desde que vive en París ha conocido mucha gente.

Para expresar la duración de una acción en el pasado se puede utilizar estar + gerundio seguido de una expresión de tiempo.
Estuve mirando televisión toda la tarde.
Los niños estuvieron jugando todo el día.
En la fiesta del barrio la orquesta estuvo tocando toda la noche.

Hechos sucedidos en el pasado
Cuando se localiza una acción en un momento del pasado y se quiere indicar el tiempo que la separa del hablante, se utiliza la siguiente estructura:

Hace + distancia cronológica
+ verbo en tiempo pasado
Hace dos años estudié español.

Marisa vivía en Portugal hace unos meses.

Hechos que sucederán en el futuro
Cuando se localiza una acción en el futuro y se pretende indicar el tiempo que la separa del hablante, se usan las siguientes estructuras:

Dentro de + plazo
Anunciarán el ganador dentro de cinco minutos.
Dentro de dos horas comienza la función.
Antes de + plazo
Hay que entregarlo antes del 24 de octubre.
Antes de medianoche se apagan todas las luces.

Hechos posteriores a otros hechos
Para expresar posterioridad se pueden emplear las siguientes estructuras:

Después de + infinitivo
¿Por qué no vamos después de cenar?
Después de dar la prueba me iré a descansar.
Tras + infinitivo
Tras cenar, fuimos al teatro.
Tras conocer la noticia, saltó de contento.