jueves, 6 de febrero de 2014

Oración elíptica: uso de la coma elíptica


La oración elíptica es aquella en la cual se omite el verbo. No son propiamente oraciones sin verbo, sino oraciones donde el verbo es tácito o se sobrentiende. Este verbo tácito puede ser remplazado por la coma.

Ejemplos de oraciones elípticas se leen todos los días en los periódicos, en solicitudes, memorandos o instrucciones:

Barcelona, campeón (la coma remplaza a es).
Marina, enamorada (la coma remplaza a está).
Fernández, presidente (la coma remplaza el verbo fue elegido).
Cerrado, a la derecha (para cerrar la llave hay que girar a la derecha).

Párrafos con dos oraciones
A veces hay párrafos con dos oraciones, la segunda de las cuales tiene el verbo elíptico:

Juan y Mario juegan muy bien al fútbol y Ariel y Ramón, al baloncesto.
A Marta le gusta la crema y a Sofía, el chocolate.
El sábado próximo se va Martín de vacaciones y Manuel, el domingo.
Con el color rojo se marcan los errores y con el verde, los aciertos.

La coma elíptica es imprescindible
Si no utilizamos la coma elíptica, una oración puede cambiar de sentido:

Aquel niño lleva zapatos y este, pantalón.
Aquel niño lleva zapatos y este pantalón.

Carmen pinta la botella y Ana, la tapa.
Carmen pinta la botella y Ana la tapa.






No hay comentarios:

Publicar un comentario